Máquina de hacer chapas

Descubre nuestra gama con gran variedad de artículos
Otras categorías

1 - 10 de 10 Productos

¡No se ha encontrado ningún resultado con este filtro!

¿Para qué puedo usar una máquina de chapas?

Ya sea de forma creativa o publicitaria, puedes utilizar las chapas de diversas maneras. Para la producción necesitas una máquina de chapas. Esta comprime los elementos individuales de la chapa. De esta forma se mantienen firmemente conectados y presentan un aspecto profesional. Las chapas o insignias terminadas enriquecen una amplia variedad de eventos. Utilízalos en tu estrategia de marketing para complementar los carteles publicitarios y los letreros LED, y ofrece a tus clientes obsequios con un diseño único. O úsalos en diversidad de eventos:

  • Ferias y congresos
  • Puestos de información
  • Fiestas locales
  • Inauguraciones de negocios
  • Celebraciones del clubes
  • Cumpleaños de niños
  • Talleres creativos

Las chapas son una excelente herramienta de promoción para aumentar la visibilidad de tu puesto de comida o de tu empresa. Con una máquina para hacer chapas personalizadas lo harás de forma rápida y sencilla. Ya desees equipar un pequeño espacio publicitario con tu logotipo, dar a conocer un eslogan divertido o elegir un motivo llamativo, tu creatividad no tiene límites. Regala chapas a tus clientes o amigos y aumenta la visibilidad de tu empresa de una manera divertida. ¡O utiliza chapas grandes como etiquetas para el nombre en ferias y congresos!

¿Cómo funciona una máquina de hacer chapas?

Una máquina para hacer chapas personalizadas consta de dos troqueles inferiores y un troquel superior. Ambos se adaptan exactamente al tamaño de una chapa. Los troqueles inferiores se intercambian por fase de trabajo a través de un riel que se empuja o gira. Con ayuda de una palanca, presiona el troquel superior sobre el inferior para conectar las piezas. Una gran base proporciona la estabilidad necesaria.

Para hacer una chapa necesitas, además de una máquina de chapas, cuatro piezas: la chapa, que consta de una parte inferior y de una superior, la película que cubre el motivo y un inserto de papel con el motivo. Primero coloca la parte superior de la chapa, el inserto de papel y la película en la máquina, y presiona todo junto. En un segundo paso, presiona la pieza inferior sobre la parte superior (con la aguja). ¡La chapa está lista!

¿Cómo preparo mi motivo para la máquina de chapas?

Imprime tu motivo en papel y recórtalo conforme al tamaño de la pieza. Presta especial atención al hacerlo. La máquina para hacer chapas no trabaja con precisión una inserto demasiado grande o cortado irregularmente. La plantilla puede arrugarse en los bordes o deslizarse por completo. Las máquinas de chapas profesionales están equipadas con un cortador, con el que crear plantillas con bordes y tamaños exactos.

Consejo: Antes de hacer grandes cantidades de chapas, haz una muestra para tu motivo. Esto permite determinar el tamaño exacto del inserto y usarlo para imprimir el motivo en grandes cantidades.

¿De qué tamaño deben ser las piezas de las chapas?

Hay disponibles máquinas de chapas para diferentes tamaños de insignia. En expondo encontrarás las correspondientes piezas para chapas con diámetros de 25, 32, 37 y 58 mm. A menudo una máquina de botones solo se utiliza para un tamaño de pieza concreto. Debes prestar atención a las especificaciones de tamaño que corresponden a tu máquina. Hay chapas en 32 mm, por ejemplo, que corresponden al estándar europeo o estadounidense. Lo más seguro es utilizar piezas del mismo fabricante de la máquina de chapas. Cuando compres una máquina para hacer chapas, presta atención al motivo que tienes en mente. Una pieza de chapa grande de 58 mm es ideal para una etiqueta de nombre o el logotipo de una empresa, mientras que una pieza más pequeña con un diámetro de 25 mm puede transformarse en un bonito accesorio de moda. Si prefieres algo más versátil, elige una máquina que esté equipada con diferentes troqueles. Así podrás cambiarlos dependiendo del tamaño que necesites.

Esto es lo que debes tener en cuenta al hacer tus broches:

  • ¿Qué tamaño debe tener el motivo?
  • Elige una máquina de chapas con las piezas apropiadas para el tamaño que necesitas.
  • Crea un modelo para el inserto de papel haciendo una chapa de prueba.
  • Elabora un motivo del tamaño correcto, que corresponda a la chapa de prueba.
  • Crea una plantilla con el motivo e imprímela.
  • Recorta las láminas de papel con un cortador de círculos profesional.
  • Ensambla las piezas de las chapas con el inserto de papel en la máquina como se describe arriba. ¡La primer chapa está lista!

¿Merece la pena comprar una máquina para chapas?

Incluso si, en principio, solo necesitas una máquina de chapas para un evento, siempre es una inversión a largo plazo para completar el equipamiento de tu oficina o asociación. Ofrece una amplia gama usos, por lo que es seguro que utilizarás la máquina de chapas en el futuro. Especialmente cuando tienes en mente gran cantidad de pequeños eventos, podrás adaptar el número y los motivos de los chapas a cada ocasión. Gracias a su construcción robusta, la producción de grandes cantidades tampoco es un problema.

Preguntas frecuentes sobre las máquinas de chapas

¿Qué papel debo usar para la plantilla?

Puedes utilizar papel de copia normal; el método de impresión con tinta o láser no juega un papel decisivo. El papel estucado brillante suele funcionar mejor como fondo de motivo. El papel debe tener un grosor de entre 80 y 100 g/m2, ya que una lámina más pesada o el cartón presentan dificultades al prensar en la forma deseada.

¿También debo cortar la película externa?

La película forma parte de las piezas de la chapa y se suministra en la forma y el tamaño adecuados. Todo lo que tienes que hacer es cortar el inserto de papel con tu diseño. En expondo, los cortadores circulares están disponibles como accesorio para cada máquina de chapas.