Aspiradores de cenizas

Descubre nuestra gama con gran variedad de artículos
Otras categorías

1 - 6 de 6 Productos

¡No se ha encontrado ningún resultado con este filtro!

¿Para qué sirve un aspirador de cenizas? 

Si tienes una chimenea o una parrilla, una aspirador específico resulta indispensable para limpiar el hogar de cenizas o residuos de carbón y pequeñas partículas de madera. La ventaja sobre una escoba, un cepillo para parrillas u otros accesorios manuales para barbacoas es obvia: la aspiradora para cenizas no levanta polvo durante la limpieza y obtiene resultados óptimos de manera rápida y efectiva. 

Con la limpieza regular de la chimenea o estufa, aumenta la emisión de calor. Esto ahorra energía y asegura el correcto funcionamiento de la chimenea. El aspirador de cenizas también ofrece la ventaja de que permite limpiar las estufas rápidamente y a fondo.  Sin embargo, en los hornos de pizza y las parrillas de carbón, no solo la emisión de calor juega un papel importante. El carbón quemado o los restos de comida reducen la calidad de los alimentos. Con el aspirador de cenizas profesional, llegarás hasta los rincones más recónditos de tu horno y conseguirás una higiene impecable. 

¿Cómo funciona un aspirador de cenizas? 

El principio básico de un aspirador para chimeneas es el mismo que el de una aspiradora convencional. La suciedad, especialmente la ceniza, se aspiran a través de un tubo de succión. Sin embargo, al igual que otros aspiradores industriales de alto rendimiento, este dispositivo está equipado con una carcasa robusta y puede absorber grandes cantidades de polvo sin resultar afectado. Además, un aspirador de cenizas está equipado con un potente filtro. Sobre todo, protege el entorno del polvo fino, que retiene de forma fiable. Así, con el aspirador de cenizas, trabajarás de forma particularmente higiénica. 

Los aspiradores de cenizas no están equipados con bolsa, sino que recogen el polvo en su interior. Esto hace que sean insensibles a los residuos de ceniza gruesa, que, sin embargo, pueden dañar fácilmente las bolsas. Asegúrate de aspirar únicamente las cenizas o los restos de la parrilla que se hayan enfriado. Aunque las aspiradoras de cenizas son muy robustas, no son adecuadas para brasas o sustancias similares a altas temperaturas. Lo mismo se aplica a los hornos, que solo deben limpiarse una vez fríos. 

¿Cómo debe ser un buen aspirador de cenizas? 

  • Robusto: todos los aspiradores de cenizas tienen una carcasa resistente, en su mayoría fabricada en acero revestido. Esto significa que también podrás recoger grandes partículas de ceniza sin ningún problema. Además, el exterior de las máquinas aspiradoras también demuestra ser insensible cuando trabajas en todo tipo de chimeneas. 

  • Higiénico: el aspirador de cenizas no solo recoge la mugre en el interior de la carcasa, sino que no la deja salir. A tal fin, los dispositivos de succión están equipados con un potente filtro HEPA. Esto mantiene la ceniza en el interior sin reducir notablemente la potencia de succión. Los olores de las cenizas frías, en su mayoría acres, también son retenidos por el filtro de manera eficiente.  

  • Rápido y efectivo: con una alta potencia de succión, puede aspirar incluso grandes cantidades de ceniza. El tubo de succión se puede orientar en cualquier dirección, lo que permite aspirar los residuos de ceniza de las esquinas con fiabilidad. Pasar la aspiradora en lugar de barrer también tiene la gran ventaja de que no se forman nubes de ceniza, que se esparcen por toda la estancia y vuelven a ensuciar la chimenea. La ceniza se retira directamente de la estufa y se recoge de forma segura en un recipiente. 

  • Móvil: los aspiradores de cenizas impresionan por su construcción ligera. La mayoría están equipados con un asidero que permite llevarlo fácilmente al lugar de trabajo. Los modelos con ruedas son aún más prácticos, ya que no hace falta cargar con ellos. La electricidad se suministra a través de una conexión doméstica de 230 V, por lo que no presenta problemas. Si tu chimenea no está cerca de una toma de corriente, usa una aspiradora de cenizas con batería. 

  • Versátil: ¿Quieres calentar tu estufa con carbón o leña? Entonces usa tu aspiradora como un soplador invirtiendo el flujo de aire. De esta manera, suministrarás oxígeno a las brasas, que prenderán en muy poco tiempo. 

  • Amplio: con una gran volumen de hasta 20 L, podrás aspirar varias veces sin necesidad de vaciar el contenedor. Gracias a su gran capacidad, la aspiradora de cenizas permite limpiar fácilmente incluso chimeneas o estufas de gran tamaño. Para vaciar, simplemente abre la tapa y deshazte de la ceniza una vez esté completamente fría. 

¿Solo se pueden recoger cenizas con esta aspiradora? 

Un aspirador de cenizas es un dispositivo profesional especializado. En teoría, además de ceniza, también podrás succionar cualquier otro tipo de mugre con la aspiradora, siempre que el material no sea particularmente grueso. Sin embargo, el corazón de un aspirador de cenizas es el filtro, que no debes dañar. Por lo tanto, recomendamos utilizar una aspiradora industrial o una aspiradora en seco y húmedo para astillas de madera o residuos de yeso. Esta máquina puede utilizarse en superficies húmedas y presenta una potencia de succión significativamente mayor. 

¿El aspirador de cenizas también es adecuado para una estufa de pellets?

Los pellets están ganando popularidad como combustible y cada vez más consumidores fabrican sus propios granulados por medio de una peletiazadora. Además, una estufa de pellets requiere menos limpieza que una de leña. En algunos modelos, es suficiente con una limpieza de temporada una vez concluido el período de calefacción. Para ello se recomienda un potente aspirador para chimeneas, que elimine completamente las cenizas de la cámara de combustión con una gran potencia de succionado. Si solo utilizas el aspirador de cenizas para la estufa de pellets, ¡también podrás aprovechar las cenizas recogidas como abono para el jardín! 

Aspirador de cenizas con batería o con cable de alimentación: ¿qué dispositivo debo comprar? 

Los dispositivos que funcionan con batería son cada vez más populares porque no dependen constantemente de una fuente de alimentación externa. Esta tendencia también se ve reforzada por una duración cada vez mayor de la batería, que aguanta más tiempo, por lo que no hace falta cargarla con tanta frecuencia. La movilidad es importante, pero ¿qué pasa con el rendimiento de la aspiradora de cenizas?  Con solo 120 W, las aspiradoras a batería muestran valores de rendimiento significativamente inferiores que los modelos comparables con conexión eléctrica. Gracias a una potencia de 1200 W, estas aspiradoras para cenizas convencen por su alta potencia de succión y por su adaptación óptima a chimeneas de mayor tamaño. Por lo general, hay varias conexiones de alimentación de 230 V en las habitaciones, por lo que la aspiradora podrá llegar a la chimenea o al horno de pizza sin necesidad de alargador. 

Sin embargo, la situación cambia cuando se trata de un horno en el patio o de una barbacoa en el jardín. Aquí, los aspiradores de cenizas sin cable, que funcionan independientemente de una fuente de alimentación externa, tienen una clara ventaja.  Si adquieres una aspiradora de chimeneas para cenizas, presta atención al entorno en el que deseas utilizarla. A veces vale la pena sacrificar algo de rendimiento para garantizar un aspirado sencillo de las cenizas. Lo mismo se aplica a las ruedas, que resultan muy útiles para transportar la máquina hasta, por ejemplo, una barbacoa. En la chimenea, sin embargo, el dispositivo de aspiración se utiliza de forma estática, por lo que las ruedas no son tan importantes. Lo mismo se aplica aquí: identifica los requisitos en el lugar de uso antes de decidirte por un modelo, ¡y así es posible que incluso puedas ahorrar algo de dinero en la compra!