Pulverizadores a presión

Pulverizador a presión: una herramienta universal

Con las herramientas de jardín de hillvert, como la trituradora de jardín o el soplador de hojas, estarás bien preparado para la nueva temporada. Los pulverizadores a presión de hillvert también resultan útiles para numerosas tareas de jardinería. Ya sea que necesitas fertilizar las plantas o protegerlas de las plagas, un pulverizador a presión distribuirá uniformemente el líquido. Los pulverizadores de hillvert son extremadamente fáciles de manejar y se pueden adaptar sin esfuerzo a las necesidades individuales. También se pueden utilizar para otras tareas, como la desinfección de grandes superficies, la disolución de cola de papel pintado o la aplicación de disolventes. Puedes elegir entre dispositivos en los que la presión se genera de forma manual o por un motor (pulverizador eléctrico o un dispositivo a gasolina).

Pulverizadores de bomba - fertilización y control de plagas

Los pulverizadores de bomba se pueden utilizar para suministrar sustancias fortalecedoras de plantas y así promover su crecimiento. Ya se trate de setos, césped o para el cultivo de hortalizas: existen diferentes sustancias biológicas y químicas que tienen una influencia positiva en el desarrollo de la vegetación. Con un pulverizador de bomba adecuado, los líquidos pueden distribuirse uniformemente y lograr resultados de mantenimiento óptimos. Para la protección contra las plagas recomendamos utilizar pulverizadores de aire comprimido. Si ya existen plagas en tus plantas o si deseas mantenerlas fuera de tu jardín como medida de precaución: el pulverizador de aire comprimido aplica el líquido protector de manera uniforme y efectiva.

Pulverizador a presión para desinfección

Los diseños de los pulverizadores a presión son tan variados como sus áreas de aplicación: si solo vas a trabajar en zonas pequeñas, un contenedor de 5 l, donde la presión se genera manualmente será suficiente. Al elegir un pulverizador adecuado vale la pena verificar ciertos parámetros, como la longitud de la lanza o el tipo de boquilla. Existen modelos para grandes superficies, con chorro de agua atomizado, o para superficies más pequeñas, para pulverización más concentrada. La lanza siempre debe quedar segura en la mano y alineada con las superficies tratadas. Para áreas más grandes, se recomienda usar un pulverizador a presión eléctrico o con un motor de gasolina. Los dispositivos accionados por motor, como las máquinas de cosecha, hacen que el trabajo avance más rápido, lo que es especialmente necesario para el cuidado de árboles o setos. Un pulverizador de jardín eléctrico, que funciona con una batería, garantiza mayor flexibilidad. Si la unidad tiene un contendor para líquido de gran tamaño, un modelo que se pueda sujetar a la espalda para sesiones de trabajo más largas definitivamente será una ventaja.

Pulverizador manual a presión – limpieza y desengrasado

Hay muchas otras aplicaciones que son más fáciles de manejar con un pulverizador a presión. Además de los carros de limpieza o fregadoras industriales, un pulverizador manual a presión también es una herramienta eficaz cuando se trata de desinfectar áreas grandes. También existen otras aplicaciones entre los oficios más especializados. Por ejemplo, los pintores pueden usar los pulverizadores para quitar el papel tapiz. En la industria automotriz, muchos dispositivos son adecuados para limpiar carrocerías o llantas de automóviles. Siempre que sea necesario aplicar líquidos de manera específica, en un área amplia o en lugares de difícil acceso, los pulverizadores ofrecen la solución óptima.